InicioNoticias

Noticias

Presidenta de la Comisión de la Abogacía Joven del ColProBA

Entrevistamos a la Dra. Josefina Sannen Mazzucco, Presidenta de la Comisión de Abogacia Joven del Colegio de Abogados de la Provincia de Buenos Aires.  

¿Cómo está conformada la comisión de la Abogacía Joven del COLPROBA?

La comisión está conformada por 1 o 2 delegados/as de los 20 departamentos judiciales, es decir, cada colegio designa su representación ante la comisión. La Comisión Provincial de la Abogacía Joven tiene una mesa directiva que, a su vez, está conformada con paridad y es elegida por los/as delegados/as de los 20 colegios. 
Se compone de la siguiente manera: 
Presidenta: Josefina Sannen Mazzucco (Colegio de Abogados de La Plata)
Vicepresidente: Gastón La Menza (Colegio de Abogados de Trenque Lauquen)
Secretaria: Florencia Ramos (Colegio de Abogados de Lomas de Zamora)
Prosecretario: Leandro Vero (Colegio de Abogados de Mercedes)
Tres vocales titulares: 
Ezequiel Gabella (Colegio de Abogados de Pergamino)
Rocío García (Colegio de Abogados de Morón) 
Soledad Sandoval  (Colegio de Abogados de Bahía Blanca)
Dos vocales suplentes: 
Florencia Donadio (Colegio de Abogados de Moreno - General Rodríguez) 
Roberto Baigorria (Colegio de Abogados de Azul)
 
¿Cuáles son los principales ejes que se abordan desde la comisión?

Como cualquier actividad profesional y mayoritariamente independiente, la abogacía joven sufrió el impacto de la pandemia. No sólo por la situación de encierro e incertidumbre, sino porque también se frenaron procesos, cayeron las contrataciones, hubo constantes cambios en materia legislativa y se produjo un proceso de mayor precarización profesional. Eso nos llevó a repensar el trabajo de la comisión y a modificar algunos de los ejes y reforzar otros.
Hoy los aspectos de la profesión más importantes que abordamos son: capacitaciones, inserción profesional, sistema informático, funcionamiento de juzgados y organismos estatales, igualdad de género, elaboración de guías, y fomento de la escritura para la publicación de artículos. Son demandas y temas de interés preexistentes a la pandemia, pero que tomaron mayor notoriedad en el último año. 

¿Cómo puede hacer un joven o novel matriculado para sumarse a la comisión de jóvenes? 

Nuestra idea es generar un vínculo directo, cercano y constante, porque sabemos de las dificultades que existen cuando terminás la carrera y empezás a incursionar en el ejercicio profesional.  Por eso están disponibles todas las redes sociales de la comisión provincial, que sirven como un instrumento de interacción permanente. Somos una generación que se formó con las redes sociales y nos parece una manera muy práctica para vincularnos, mucho más ahora con la pandemia, y generar un feedback constante, que es lo que nos sirve, no sólo para brindar información sobre actividades, reuniones, charlas, proyectos, sino también para incorporar la mirada de cada abogado y abogada joven que quiere manifestar alguna inquietud, necesidad, problema; incluso una iniciativa. El intercambio constante es lo que nos ayuda a mejorar.

Las redes oficiales de la comisión son: 
Instagram: @abogaciajovencolproba
Facebook: /comisiondelaabogaciajovendelaprovinciadebuenosaires
Correo electrónico: secretariajoven@gmail.com

¿Por qué es importante formar parte?

En mi caso personal, por citar un ejemplo, vine a estudiar a La Plata desde Santa Rosa, La Pampa, y cuando me recibí no sabía muy bien por donde arrancar. No vengo de una familia de tradición jurídica. Mi mamá y mi papá son docentes, así que era todo muy nuevo. Y, sinceramente, cuando yo hice la carrera faltaban prácticas en la facultad. Por eso para mí el Colegio fue encontrar un espacio de contención, desde donde empezar a dar los primeros pasos en la profesión. Me ayudó a relacionarme con colegas de toda la provincia, a generar lazos de cooperación, amistad y camaradería. Ayuda mucho, también, a conocer otras realidades, porque vivimos en una provincia muy extensa y diversa, y eso siempre es un aprendizaje, que con los años se valora cada vez más. 
En definitiva, es un lugar de encuentro que nos permite orientarnos para dar los primeros pasos en el ejercicio profesional, pero también es importante porque se ponen en común experiencias, saberes, necesidades y, por supuesto, la posibilidad de participación en la comisión y en el Colegio, para hacer aportes y generar transformaciones que luego perduran en el tiempo como lo es, por ejemplo, la lucha por la igualdad de género o cambios efectuados en la caja de la abogacía.

¿Qué respuesta tuvieron en las XXXI Jornadas Académicas?

Fue un éxito. Los paneles tuvieron muchísima convocatoria y hubo alrededor de 40 ponencias. Las respuestas fueron muy positivas. Era la primera vez que realizábamos jornadas de forma virtual, así que el armado fue todo un desafío para la comisión, que no hubiera sido posible sin la ayuda de CIJUSO, La Caja y COLPROBA. Lo más importante fue que se animaron a escribir y en muchos casos fue la primera vez que lo hacían. Por eso es importante el acompañamiento desde la comisión, porque claramente hay una necesidad y un deseo de hacerlo, pero hay que garantizar las condiciones de acceso para la producción de artículos.

¿Qué implica que sea una mujer la presidenta de la Comisión de jóvenes?

Es difícil definir qué implica ser mujer y presidenta. Por más que me haya especializado en la temática de género, entiendo que son dos palabras muy fuertes, que leerlas así, juntas, me genera una emoción difícil de explicar. Primero porque no fueron muchas las mujeres que ejercieron la presidencia de la comisión de jóvenes y, segundo, porque de los 20 departamentos judiciales que hay en la provincia, sólo 3 mujeres ejercen actualmente la presidencia. Y, un dato no menor, si analizamos la composición de los consejos directivos y de la Caja de la Abogacía, vemos que en su mayoría son hombres. 
Se nos ha impuesto un “techo de cristal” y el desafío que tenemos es ir derribándolos. Socialmente se nos asignó, durante muchos años, una serie de tareas, actitudes o desafíos, y si no encajas en ese esquema y te salís un poco del libreto, enseguida dicen que no estás apta para ejercer el cargo o asumir una responsabilidad. No tengo dudas de que a las mujeres se nos exige mucho más y la mirada está puesta en cuestiones que, cuando se trata de hombres, parecen no ser importantes o irrelevantes. Se cuestionan, por ejemplo, nuestra capacidad de liderazgo y conducción, nuestras habilidades sociales, el “modo” en que nos comportamos e incluso, en muchas oportunidades, nuestro aspecto. Hay conductas conscientes y micro machismos muy marcados, que son parte de la reproducción de un modelo patriarcal, pero también hay actitudes inconscientes, como chistes o comentarios que ponen en consideración de todos nuestra “performance”, por el sólo hecho de ser mujeres en un ámbito que, históricamente, fue patrimonio de los hombres. 
Como dato alentador, puedo afirmar que somos cada vez más las mujeres que asumimos responsabilidades importantes y ese es un logro que se materializa también en la participación de jóvenes abogadas en actividades y en diversos ámbitos que hacen al ejercicio profesional. Creo que todas podemos aportar algo a este proceso y lo vamos a hacer, también, con el acompañamiento de hombres que comprenden la trascendencia histórica de este cambio de paradigma que proponemos desde la igualdad de género en todos los ámbitos. 

¿Qué proyectan para este 2021?

Hay cuatros aspectos que nos parecen fundamentales y uno de ellos es transversal a todos. El abordaje de cada actividad, charla, capacitación o iniciativa, está siempre atravesada por una mirada integral que pondera la igualdad de género como un objetivo general. En este sentido, vamos a seguir brindando capacitaciones que tengan a la problemática de género como centralidad.
Dicho esto, queremos seguir trabajando para mejorar el buen funcionamiento del Poder Judicial y de las oficinas públicas, atento a la situación de pandemia que estamos atravesando. Es importante lograr, en este sentido, la digitalización completa de expedientes y actos administrativos, porque un convencimiento generalizado de que tenemos que transformar esta situación tan difícil, de gran incertidumbre, en una oportunidad para mejorar aspectos fundamentales para la práctica profesional. 
También vamos a ampliar las capacitaciones, garantizando su gratuidad, entendiendo que el derecho cambia de forma constante y estar indispensable estar al corriente de estas transformaciones. Además, en virtud de los resultados de las últimas jornadas académicas, queremos seguir fomentando la escritura. Sabemos que existe el deseo de hacerlo y vamos a hacer todo lo posible para que eso suceda y sea cada vez mayor la cantidad de publicaciones. 
Y, como cada año, el desafío sigue siendo el de generar nuevas herramientas para ayudar a quienes dan sus primeros pasos en el ejercicio profesional. Por eso es importante ampliar la participación y el intercambio, que son los insumos más importantes con que contamos para saber fehacientemente qué sucede en cada departamento y conocer la realidad de cada joven abogado y abogada, para intervenir de modo certero.
 

Otras Novedades